martes, 21 de mayo de 2013

Valoración de Dieste sobre a súa saída ao IES Rafael Puga Ramón


La experiencia de la charla a los jóvenes del instituto fue muy gratificante, lo que más me llamó la atención fue que eran muy jóvenes como para hacerles entender la mala vida que se lleva cuando uno es consumidor de drogas. Se empieza fumando porritos y se acaba estando en la cárcel y que una vez entras en prisión lo pierdes todo, empezando por la salud y terminando por la familia.
Ojalá alguno de esos jóvenes pusiera la suficiente atención como para cogerle miedo a todo esto y que se apoyen en los profesores que se preocupan por ellos y en sus familias que son muy importantes y que siempre estarán ahí para ayudarles incondicionalmente.
Ojalá en mi juventud alguien me hubiese abierto los ojos sobre las drogas y donde podemos terminar si no pedimos ayuda. El consumir drogas y terminar en la cárcel todo es uno y van unidos de la mano. El por qué es muy sencillo, las drogas son muy caras y hay que pagarlas, si no tienes trabajo la familia te da dinero pero no es suficiente y acabas robando para  y por las drogas. Se engaña a la familia así como también se le roba lo que a mano esté. Es un no acabar, día tras día, solamente piensas en las drogas y en como conseguir dinero para ellas. Poco a poco te aislas del mundo porque crees que lo que uno hace es lo correcto y el resto del mundo se equivoca y, desengañémonos, nadie controla. Yo también lo decía y para nada.
Me ha gustado poder transmitir mis experiencias con las drogas y mi larguísimo paso por la cárcel. En el momento que pisas una cárcel todo son impedimentos para poder rehacer tu vida que es muy complicada. Además, cuando uno sale de prisión se está completamente solo y etiquetado de por vida. Es muy injusto pero es la pura realidad.
Espero que al menos uno de los chavales le haya cogido miedo y encarrile su vida que aún están a tiempo y el pedir ayuda no es de cobardes sino de valientes y de inteligentes.
Quiero darles las gracias a los profesores por haberme dado la oportunidad de compartir mis experiencias con  los jóvenes de ese instituto y espero haberles ayudado algo
También quiero decirles que pueden contar conmigo y con mis experiencias para las próximas charlas a jóvenes
Muchas gracias por todo

lunes, 13 de mayo de 2013

Valoración internos - IES Rafael Puga Ramón 2013/2014


Valoración de Ventura da súa saída ao IES Rafael Puga Ramón:

“De entrada e como non podía ser doutra maneira, o encontrarme en medio  dos rapaces de entre 16 e 17 anos non é cousa doada, máis aínda despois de tantos anos sen ter ningunha clase de relación con xentes fóra do recinto no que un leva sete anos subsistindo.
A primeira impresión choca fondo, moi fondo e non sabe un nin como nin o que dicir. É unha sensación case de vergoña, apoucado e incluso podería dicir que vante mirar coma un bicho raro. Sen case darme de conta e fixándome só nas caras, mellor dito fasquías, que se lle ían quedando cando escoitaban e vían o video como é o interior dun centro penitenciario, o son das portas cando se van pechando detrás dun, ese son seco, brutal que un non sabe cando voltará a soar para abrirlle as portas á liberdade, tiñaos nun silencio atronador. Foi entón cando notei a implicación deses rapaces e o interés ao que estaban vendo e escoitando e foi iso o que me encheu de valor e coraxe para dar o meu testemuño do que é a vida no cárcere.
Con máis ou menos soltura funme abrindo paso entre quen me escoitaba cou un interés palpable e tanto o meu compañeiro, profesores e eu mesmo nos encontrábamos como peixe na auga ante tanta atención.
Chegada a hora das preguntas e tras un intre de silencio no que el só o falaba todo, eses rapaces fixeron gala do seu interés con soltura e incluso cun “desparpajo” propio da idade. Doume a impresión de coñecelos de antes e a cousa ía sobre rodas. Esa implicación, o interés, as bocas abertas de asombro daban boa conta de que a mensaxe que lles levábamos caloulles fondo, os ollos como cuncas e a inquietude que eu lles notei foi unha sensación moi gratificante, positiva e chea de estímulos como para que non rematara a charla. Xa rematada dita charla, seguían facendo preguntas e querendo saber máis sobre todo dese nefasto mundo que é o das drogas; sobre o significado da familia todos eses anos; de cómo e porqué suceden as cousas e os erros que poden levar a calquera a acabar cos ósos nun lugar coma ese, desas pequenas pautas de comportamento ás que non lle demos importancia e supuxeron ser o fío condutor a tan indeseado final.
Para rematar direivos que agradezo todo o esforzó feito por todas aquela persoas que fixeron posible tan gratificante saída; e con que tan só coas nosas verbas, presenza e testemuño poidésemos lograr que un só deses rapaces non caia no cárcere dámonos por máis que satisfeitos.